WATSONVILLE—El Concejo Municipal de Watsonville el Martes aprobó una serie de cambios en las reglas de cannabis de la ciudad.

Además de permitir tres dispensarios dentro de los límites de la ciudad y cuadruplicar el tamaño máximo de cultivo, el consejo también implementó programa de equidad y creó un proceso de solicitud previa. Esos programas esperan ayudar a los propietarios de negocios pequeños, locales y minoritarios a competir con grandes conglomerados de cannabis.

El programa de equidad reservará una licencia en cada campo (cultivo, fabricación, pruebas, venta minorista, distribución y procesamiento) para los solicitantes que mejor cumplan con una larga lista de criterios. Incluido en esa lista: las personas que han sido afectadas negativamente por la criminalización del cannabis, asistieron a una escuela del Distrito Escolar Unificado de Pajaro Valley (PVUSD, por sus siglas en inglés) durante al menos cinco años o están “en desventaja económica.” También incluye negocios propiedad de mujeres.

El proceso previo a la solicitud permitirá a las empresas potenciales recibir la aprobación de la ciudad sin comprar o alquilar una ubicación física. Los solicitantes aceptados tendrían seis meses para asegurar una ubicación y obtener los permisos locales y estatales necesarios.

La ciudad tambien agregó seis permisos de fabricación (15 en total), siete licencias de entrega (7 en total), dos permisos de procesamiento (3 en total) y otro permiso de distribución (2 en total). También permitirá una cantidad ilimitada de licencias de prueba.

Los tres dispensarios también podrán ofrecer entregas.

Esos dispensarios solo se permitirán en los alrededores de la ciudad. Requerirán un permiso de uso especial, que necesita la aprobación de la Comisión de Planificación.

Los cambios pasaron 5-2. La Alcaldesa Rebecca García y el Concejal Francisco “Paco” Estrada votaron no. Dijeron que los tres dispensarios y las 10 licencias de entrega eran demasiados para Watsonville, una ciudad de aproximadamente 55,000 personas.